GAMA DE COLORES PARA TU SALÓN

Aprende a escoger tu propia paleta de colores

Elegir los colores de tu salón puede ser una tarea complicada. Se trata de una decisión que es mejor tener planificada desde el primer momento, porque si no, podemos cometer el error de juntar demasiados colores a la vez sin ninguna coherencia.

En el post “Tu paleta de colores según el estilo decorativo” os orientamos sobre los colores más empleados en los diferentes estilos, pero si lo que quieres es crear tu propia gama de colores, aquí os mostramos las opciones más habituales.

TONOS NEUTROS
Se trata de combinar tonos como blancos, grises y cremas, que suelen surgir como base para sumar toques de color más intensos. Estos colores crean una atmósfera tranquila y elegante.

01-gama-de-colores-para-tu-salon-neutros

COLORES TIERRA
Los ocres, terracotas y anaranjados resultan unos colores ideales para crear ambientes cálidos y acogedores. Son muy versátiles ya que suelen encajar en cualquier tipo de decoración, sea rústica o más refinada, y además no resultan unos colores ni marcadamente femeninos ni masculinos.

02-gama-de-colores-para-tu-salon-tierra

COLORES SATURADOS
Se trata de colores con un alto poder de pigmentación. Verdes, amarillos o rojos, son colores con fuerza que transmiten energía a cualquier estancia. Hay que darles un uso moderado y planificar muy bien la decoración para combinarlos con otros elementos claros y no saturar demasiado el ambiente.

03-gama-de-colores-para-tu-salon-saturados

TONOS PASTEL
Son colores claros, muy luminosos y que suelen relacionarse más con ambientes femeninos. La tendencia decorativa de estilo nórdico los ha convertido en unos colores muy de moda.

04-gama-de-colores-para-tu-salon-pastel

GAMA DE FRÍOS
Colores fuertes y frescos como el azul, el verde o el morado, transmiten frescura a la estancia y por ello son ideales para decoraciones estivales. Pueden aclararse con pintura blanca y oscurecerse con grises azulados.

05-gama-de-colores-para-tu-salon-frios

BLANCO PURO
Si lo que quieres es crear una atmósfera minimalista, lo ideal es combinar el blanco con el no-tan-blanco, es decir, “blanco roto”. Aunque a primera vista parezca blanco, está en realidad mezclado con un toque de otro color como el marrón o el gris. De esta forma el espacio será más amigable y sin tanto brillo.

06-gama-de-colores-para-tu-salon-blanco

Yo me quedo con los colores tierra, me gusta el efecto amable y acogedor que transmiten. ¿Y tú? ¿Ya has elegido tu gama de colores?

Vía Pinterest.

POST:
Momocca

 

RELACIONADOS