Esperar es fundamental

¿Cuándo aplicar la segunda mano de pintura?

repintado El dicho nos dice que “las prisas nunca son buenas consejeras” y en la pintura esta máxima se cumple al cien por cien. Aplicar la segunda mano sin que la primera haya secado completamente puede echar por tierra el trabajo de pintura. ¿Cuánto tiempo hay que esperar entre mano y mano para pintar? En Pinturae te lo desvelamos.

Las pinturas plásticas deben reunir en un mismo producto todas las condiciones óptimas de cubrición, aplicabilidad y resistencia. Es muy probable que encuentres pinturas más baratas pero ¡ojo! porque en el caso por ejemplo de la cubrición, el resultado puede que no sea el deseado. Una vez que cuentas con una buena pintura en tus manos, es decir, una pintura de calidad -con una excelente cubrición- y la superficie a pintar está en perfecto estado es posible que aplicando una sola mano sea suficiente para que el resultado sea aceptable. Sin embargo, nosotros siempre recomendamos aplicar dos manos de pintura; la primera -con mayor carga de pintura- cubrirá la pintura antigua y las imperfecciones y la segunda mano logrará el tono deseado y una superficie totalmente uniformada y libre de sombras.

Pero, una vez que hemos aplicado la primera mano, ¿cuándo podemos aplicar la segunda? ¿cuánto tiempo hay que esperar? Éste es un tema clave puesto que si no esperamos lo suficiente entre mano y mano estaremos pintando sobre una superficie “húmeda”. Como fabricantes de pintura, en Pinturae recibimos muchas veces preguntas acerca de esa cuestión. Particulares e incluso profesionales han tenido muchos problemas por incurrir en un error tan grave como común; no esperar lo suficiente entre la primera y la segunda mano. Confundir secado con secado al tacto es el problema. 
 
Normalmente aplicamos una mano en una habitación y cuando hemos terminado tenemos “la tentación” de tocar con la mano la parte de la pared por la que hemos comenzado a pintar. Efectivamente al tacto la pintura “parece seca” pero en realidad no lo está. La capa más superficial está seca pero la más profunda todavía guarda humedad y si aplicamos la segunda mano sobre una pintura que no está completamente seca estaremos “removiendo” la pintura de la primera mano y tendremos problemas de cubrición. Hay que tener en cuenta que la pintura está hecha principalmente de agua y tenemos que esperar un espacio de tiempo razonable que seque perfectamente para volver a pintar. ¿Cuánto tiempo hay que esperar? La respuesta es… depende de las condiciones meteorológicas. En condiciones normales, es decir sin lluvia, excesiva humedad o mucho calor, el periodo de tiempo para el repintado son 6 horas de media. Si hace mucho calor y el nivel de humedad es muy bajo, se puede reducir este espacio. Si por el contrario es un día lluvioso o la humedad, hace mucho frío o bien es un día caluroso pero con humedad alta, el periodo de tiempo debe de ser mayor. Puedes consultar este post en nuestro blog sobre el mejor momento para pintar.
 
Otro aspecto importante a indicar respecto a la segunda mano es la carga de pintura o cantidad de pintura a aplicar. En el repintado podremos utilizar menos cantidad de pintura y estirar bien la pintura con el rodillo. No es necesario utilizar de nuevo una carga generosa como en la primera mano sino simplemente cubrir y disimular imperfecciones y sombras para conseguir un resultado perfecto.
 
En definitiva, no tengas prisa con la segunda mano. Por ejemplo, si vas a pintar dos habitaciones pinta primero una mano de ambas y luego vuelve a la segunda esperando un tiempo prudencial y así no tendrás problemas de cubrición.

POST:
Pinturae

 

RELACIONADOS