Separando espacios

Elegir el tipo de puerta más adecuado

Las puertas son elementos que personalizan los ambientes, ayudan a hacerlos más funcionales y a dotarlos de estilo. Es importante saber elegir la puerta más adecuada según la función de la estancia, ya que de esta elección depende que podamos ganar unos cuantos centímetros, mejorar el aislamiento térmico o acústico, o modificar la distribución de la vivienda. Pueden ser todas diferentes, pero han de seguir una línea y mantener elementos comunes para que no desentonen cuando estén todas cerradas.

Lo más importante a tener en cuenta es la altura para que de sensación de uniformidad. Por eso se eligen cuidadosamente al acometer una reforma o emprender la construcción de una nueva vivienda. Para ayudarte en esta elección, a continuación te detallo las características de los  diferentes tipos de puertas más adecuadas para cada estancia.

Puerta de acceso Puerta de entrada 

Vendrá determinada por el tipo de vivienda. Si se trata de un edificio de vecinos, habrá que ceñirse al modelo y los acabados de la comunidad, siendo posible personalizar el color interior de la puerta. Si vives en una casa unifamiliar, las posibilidades se abren en abanico y convendrá tener en cuenta el estilo arquitectónico (inglés, rústico, contemporáneo…) y otros factores para elegir un modelo de puerta u otro.

En todo caso, puede ser interesante elegir un modelo con vidriera lateral o superior para dejar pasar la luz al recibidor. Entre las puertas de seguridad, las acorazadas son la mejor opción porque tienen una estructura monobloque de acero reforzada que las hacen más rígidas. También llevan herrajes de seguridad y un marco y premarco metálicos que se fijan directamente al muro.

Puerta salón

Puertas para salón y zonas nobles 

En las casas antiguas era frecuente disponer de una doble puerta con vidriera en los salones. Podían ser abatibles o correderas, y aún sigue siendo una solución a considerar en muchas casas donde el recibidor es muy oscuro. Ahora que muchas viviendas han optado por los ambientes minimalistas de espacios diáfanos, las puertas, en caso de existir, intentan pasar inadvertidas. Por eso triunfan los modelos de puertas correderas en vidrio templado con herrajes a la vista  y también las puertas embutidas en un doble tabique en la pared.

Si se opta por los modelos tradicionales abatibles, las posibilidades de elección son muy extensas, y van desde las maderas nobles a las puertas lacadas en blanco (en estilo clásico o contemporáneo) molduradas, plafonadas o lisas y con diferentes tipos de ventanas. Las más modernas llevan los junquillos en torno al cristal en acero, en vez de madera. El resto de las puertas de paso de la casa suelen acompañar la estética de las del salón, al menos en lo que a color de acabado se refiere.

Hay que tener en cuenta que las puertas lacadas nunca son de madera maciza, sino de DM de mayor o menor densidad, y que suelen ser más económicas que las otras, aunque hay muchas calidades de lacado (se recomienda la mejor para que no amarilleen).

Puerta cocina

Puertas para cocinas

Es costumbre poner en las cocinas puertas con vidrio translúcido (en diferentes composiciones). Su principal ventaja es que dejan pasar la luz hacia el pasillo o el recibidor y su principal desventaja que la frecuente condensación que se produce en la cocina hace que se ensucien mucho, tanto la madera como el cristal. Una solución son las puertas de aluminio, que resisten muchas limpiezas y mantienen la higiene en un grado óptimo, aunque lo cierto es que su uso no está muy extendido en el ámbito residencial. Despensas y lavaderos con acceso desde la cocina pueden beneficiarse de la elección de una puerta de vaivén.

 Puerta baño

Puertas para cuartos de baño

Los cuartos de baños suelen tener una superficie reducida, opta siempre que puedas por un  modelo corredero, a ser posible embutido en la pared, que permite aprovechar 1 m2 de superficie adicional. En caso de que el cuarto de baño no tenga ventana, se puede optar por una puerta con vidriera translúcida, siempre que pueda recoger luz natural de otra habitación o pasillo iluminado.

Puerta de armario Puertas para armarios empotrados 

Las puertas de los armarios empotrados han experimentado un espectacular impulso a medida que las habitaciones de las nuevas casas se han ido haciendo más pequeñas. A veces es imprescindible cambiar las puertas abatibles por modelos correderos o plegables para un mejor aprovechamiento del espacio en los dormitorios. Los modelos a elegir son muchísimos, y aunque son tendencia las puertas de estética minimalista, en vidrio templado y con perfiles en aluminio, éstas conviven con los modelos tradicionales abatibles con cristal y cortinilla interior, las puertas de persianilla tipo mallorquinas y los paneles con acabado en madera o lacados perfectamente lisos.

Puerta del garaje: mejor, ignífuga

Las viviendas unifamiliares disponen a menudo de una puerta en el recibidor o en la cocina que da acceso directo al garaje, cuando éste se encuentra situado en planta de calle. Es un acceso cómodo, pero a menudo en el garaje, además del coche, situamos la caldera y almacenamos productos que pueden ser inflamables. Tanto para este espacio como para la cocina puede ser una buena idea optar por una puerta de garaje ignífuga resistente al fuego en toda su estructura, incluido el marco.

Entre las características generales que debes tener en cuenta está la medida estándar de las puertas: entre 72 y 82 cm de ancho y hasta 2.12 m de altura. Para que sean resistentes se recomienda un grosor de 3,5 cm, a excepción de las de vidrio.


 

RELACIONADOS