decoraciones personalizadas y originales

Otra manera de decorar tu casa

Cuando nos decidimos a dar un cambio de aires a nuestra casa y pensamos que necesita una nueva decoración, lo primero que nos viene a la cabeza es darle una nueva mano de pintura. Pero los tiempos cambian, y como tal, la decoración también. Son muchas las variantes que podemos encontrarnos, como la fotografía. Llenar nuestras estancias con marcos de fotos es un requisito indispensable para darle familiaridad y calidez a la estancia, pero, ¿qué pasa si podemos combinar las dos cosas? ¿Has oído hablar de decorar una pared con una imagen que para ti sea importante? Esto se consigue gracias a la empresas como Helloprint, una imprenta online que ayuda a que tu casa, o centro de trabajo, sea diferente y original.

Ya no hace falta pintar la pare que da al cabecero de la cama de blanco y poner sobre ella un gran cuadro. Ahora podemos poner ese cuadro directamente sobre la pared, todo ello gracias al papel pintado, totalmente a medida. Desde fotografías nuestras hechas en grande, hasta imágenes abstractas o paisajes, como puede ser nuestra ciudad soñada, un campo de rosas, o cualquier cosa que se nos ocurra. Las posibilidades son infinitas.

Como hemos dicho, no hace falta que le demos esa calidez únicamente a nuestras viviendas, pues los centros de trabajo se han convertido en nuestra segunda casa, que en muchos casos llegan a ser la primera, pues el tiempo que pasamos ahí es infinito. ¿Por qué hacerlo que sea una sitio frío y carente de cualquier tipo de decoración? En muchas ocasiones disponemos de un amplio ventanal desde el que podemos ver la ciudad, pero ya sabemos que eso normalmente lo tienen los grandes directivos. Para el resto, lo normal es un pequeño despacho con la ventana acorde a sus dimensiones, por eso, ¿por qué no aprovecharnos de este tipo de impresión? Podemos poner una gran lámina que simbolice la playa, una gran imagen con el logo de la empresa, o incluso la imagen del último concierto de nuestro grupo favorito. La cuestión es hacerlo nuestro, y que nos permita estar cómodos y relajados.

¿Creías que esta era toda la decoración que podías utilizar? Ni muchísimo menos. Hemos empezado por las paredes, pero las variantes son infinitas. Podemos decorar desde las cortinas, ya bien del comedor, por ejemplo, o del baño. Pero también podemos darle un toque diferente a los juegos de cama, a las sillas, e incluso a los puffs, tan de moda entre los más pequeños de la casa. ¿Tienes una imagen suya? ¿Es fan de algún personaje? Pues diseñarle un lugar especial que sea solo suyo.

Si eres de las que les gusta las manualidades y quieres encargarte tú misma de la decoración, compra la tela, del diseño que más te guste, y deja volar tu imaginación.

Como veis, las variedades son infinitas, únicamente hay que saber decidir qué queremos.

 


 

RELACIONADOS